La guerra comercial entre China y EEUU y la rivalidad por la hegemonía global

PREFACIO.

Debajo de la superficie de las retóricas, la guerra comercial y de aranceles que se ha desatado en los años recientes entre la República Popular China y Estados Unidos, oculta una rivalidad estratégica mayor: la del predominio y de la hegemonía a escala global para los decenios siguientes.

Para entender este conflicto es necesario analizarlo en la lógica del largo plazo, adoptar una mirada prospectiva que permita abarcar, leer, interpretar toda la primera mitad del siglo XXI, a la luz de la evolución actual y desde la segunda mitad del siglo XX.

Manuel Luis Rodríguez U.

Verano de 2019.

DEL FIN DE LA BIPOLARIDAD AL FIN DE LA HEGEMONIA UNIPOLAR.

La hegemonía y la lucha por la hegemonía entre EEUU y China en el plano económico y comercial, se produce en un momento de la evolución mundial en que ha entrado en crisis el esquema unipolar en que EEUU es la única e indiscutible potencia global.

Desde el término de la II Guerra Mundial y en especial desde el ataque a las torres gemelas y al Pentagono en 2001, han ocurrido cambios estructurales en el orden mundial: mientras EEUU se ha dedicado a reforzar su arsenal militar para reafirmar su rol de única potencia dominante en todo el mundo, China ha realizado el esfuerzo de convertirse en una potencia tecnológica e industrial -luego económica- a escala mundial. Al presente, puede decirse que ambas potencias lo han logrado: EEUU sigue siendo hoy una superpotencia militar y estratégica de alcance mundial, con un poderoso aparato industrial y de I+D, mientras que China se ha convertido en una superpotencia económica y tecnológica de alcance mundial con un poderoso aparato industrial y de I+D.

Mientras EEUU esgrime el arma estratégica y militar, China está en condiciones de esgrimir el arma económica y comercial.

El primer punto de quiebre de esta rivalidad económica y política, se produjo en la crisis financiera y económica de 2008, cuando una parte de la banca estadounidense estaba a punto de colapsar y gran parte de la deuda americana había sido adquirida por bancos chinos, lo que obligó al presidente de EEUU a pedirle al presidente de China que no dejara caer el banco Merryl Lynch.   En la crisis subprime de 2008 los dos bancos comerciales chinos más importantes (Commercial Bank of China (ICBC) y Bank of China) disponían de 8.000 millones de euros en inversión hipotecaria subprime.

Cuando China emerge a la condición de potencia global, proceso que es el contenido principal de los actuales cambios a nivel internacional, EEUU siente amenazada su hegemonía y acusa que su modelo de desarrollo está enfrentado al desafío chino.

Guerra comercial es un concepto que abarca un amplio rango de conflictos comerciales, que pueden ir desde una simple limitación para la importación de un producto hasta una disputa política por una razón económica entre dos o más naciones.

EXISTE UN “AMERICAN WAY OF LIFE” Y TAMBIÉN UN “CHINESE WAY OF LIFE”.

Visto en términos de modelo de sociedad y de paradigmas ideológicos, la sociedad estadounidense, armada de su mentalidad capitalista basada en el lucro y el liderazgo expansivo del capital, se enfrenta al desafío de una sociedad china, basada en la filosofía confucionista, basada en la paciencia y la disciplina.

El problema es que mientras EEUU acusa sentirse amenazada por la rivalidad china, China no se siente amenazada por la rivalidad estadounidense; mientras los estadounidenses perciben al otro lado del Pacífico que están amenazando su estilo de vida y su modelo de desarrollo (argumento que es parte del arsenal retórico de Trump y los conservadores republicanos), los chinos se dedican pacientemente a trabajar, a invertir, a producir riqueza y a desarrollar su país con las reglas del capitalismo global, pero adaptadas a su cultura y estilo de vida.

¿Se puede ser capitalista sin obedecer a la ideología liberal estadounidense? China esta demostrando que si.

EVITAR LA CRISIS AGUDIZANDO EL CONFLICTO.

la amenaza china vista desde EEUU se produce en un momento donde la economía estadounidense comienza a emitir señales preocupantes.

El escenario previsible para 2019 y que cuenta con más posibilidades no habla de recesión, simplemente de una ralentización del crecimiento económico en EEUU. Aún así, el aviso de Pimco es claro: “La probabilidad de que una recesión en EEUU en los próximos 12 meses se ha incrementado hasta el 30%”. Aunque los economistas de esta gestora de activos creen esta alerta aún no es roja, sí se puede hablar de que la economía está lanzando avisos que se podría asemejar a una ‘alerta naranja’.

Los economistas de Pimco Joachim Fels y Andrew Balls han publicado sus previsiones para 2019. Estos expertos reconocen que las posibilidades de ver una recesión “son las más elevadas de los últimos nueve años de expansión”.   Pimco no es la primera entidad que advierte sobre el rápido deterioro de algunas magnitudes financieras y económicas que pueden hacer descarrilar a la primera económica del mundo antes de lo previsto. JP Morgan y Goldman Sachs también han lanzado sus avisos basados en la inversión de la curva de tipos, el mercado laboral y las encuestas a empresarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s