El (lento e interminable) fin de la Guerra Fría en América Latina

Esta mañana la prensa colombiana y del mundo anuncia la firma del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto en Colombia entre el gobierno y las FARC.

El comunicado publicado en La Habana informa que “las delegaciones del Gobierno nacional y de las Farc-EP anunciamos que hemos llegado a un Acuerdo Final, integral y definitivo, sobre la totalidad de los puntos de la Agenda del Acuerdo General para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera en Colombia.”

Entre la desconfianza aprendida de los extremos y la esperanza expectante de millones de ciudadanos colombianos residentes en su país y dispersos por el mundo, ha prevalecido el realismo y la voluntad común de hacer primar la paz, entendida como un derecho humano fundamental e irrenunciable, tras cuarenta años de guerra y de violencia.

Este acuerdo se firmará el lunes 26 de septiembre próximo en Cartagena de Indias, Colombia.

Se trata de un segundo momento histórico en las relaciones internacionales de América Latina, que se puede comparar con el reestablecimiento de relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

americalatina

La guerra fría, esa confrontación global política, social, ideológica y cultural que dividió en dos campos geopolíticos irreconciliables al mundo entre 1945 y 1989 produjo en América Latina una suma casi interminable de trágicos resultados: golpes de Estado y asonadas militares, revoluciones armadas, guerras civiles, sistemas políticos democráticos arrasados por el fanatismo y el ultrismo, gobiernos dictatoriales entregados al dominio hegemónico y los intereses económicos y financieros de Estados Unidos, oleadas criminales de anticomunismo y de esquizofrenia política, la guerra fría puede calificarse como el verdadero medio siglo más intenso y conflictivo de la historia latinoamericana.

Probablemente el signo más significativo de la guerra fría en el continente latinoamericano fue la tendencia casi irrefrenable de gran parte de los actores políticos al uso de las armas y de la violencia en el escenario social y político.

Pocos son los partidos políticos en esta parte del mundo que pueden vanagloriarse de no haber propiciado, auspiciado, impulsado o apoyado un golpe de Estado en su propio país o en algún otro país de la región.

El rechazo a las posturas anticomunistas y a las anticuadas lógicas hegemónicas de partido único y la búsqueda constante de nuevas lógicas de desarrollo, son algunas de las lecciones aprendidas de esa etapa crucial del desarrollo de este continente.

Para las relaciones internacionales de América Latina, el fin de la guerra fría en este segundo decenio del siglo XXI constituye un hito histórico que abre el horizonte hacia un nuevo paradigma para la inserción de esta región en el escenario global.   Hoy América Latina, reconociendo su diversidad, dispone de herramientas políticas y diplomáticas más potentes para instalarse en el mundo y para participar en la arquitectura de un nuevo orden global.  En el nuevo escenario geopolítico que se abre en la región latinoamericana, el acento principal está en los modelos de desarrollo, en la grave cuestión del cambio climático, en las riquezas/carencias en materia de energía y en la construcción de instituciones democráticas cada vez más sólidas, transparentes, abiertas e inclusivas.

Se abre una nueva época de relaciones internacionales (bilaterales y multilaterales) constructivas, de diálogo diplomático y político igualitario, vuelve la Política a reencontrar su sentido más profundo.

En la clásica trilogía entre Estrategia, Política y Diplomacia, el fin de la guerra fría en América Latina -que ahora presenciamos- vuelve a poner el acento en la Política como búsqueda y construcción del interés general y de la Diplomacia como herramienta política para la interacción cooperativa.

En este siglo XXI se percibe con mucha mayor claridad y pertinencia que el modelo neoliberal de mercado, implantado en América Latina como una “exportación no tradicional” desde la escuela de Chicago, era perfectamente funcional a la lógica ideológica de la guerra fría, construida sobre la base de la exclusión social, el autoritarismo militarista, el Estado subyugado al mercado  y el antiizquierdismo compulsivo.

Terminada la guerra fría en el continente americano, el nuevo escenario geopolítico que se abre no garantiza que la potencia estadounidense no siga interviniendo y propiciando “golpes blandos” y maniobras desestabilizadoras como sucede en Brasil o en Venezuela.

Terminados el enemigo comunista y el peligro soviético por allá por 1990, Estados Unidos busca ahora su propio destino  manifiesto, entre la nostalgia y el imperialismo, tratando de ver o encontrar enemigos en Rusia o en la República Popular China y por lo tanto, no será América Latina una prioridad en la política exterior estadounidense.

América Latina se demoró 26 años en terminar una guerra fría que ya ocupa un capítulo en los libros de Historia, precisamente porque -aunque parezca paradójico- las estructuras mentales, las ideologías políticas, son más persistentes y difíciles de modificar que las instituciones, las cancillerías o los Estados.

No faltarán por cierto en esta nueva época, los que sigan creyendo que Cuba asusta a algún incauto o que sirve como recurso retórico para convencer electores, porque finalmente no es más que otro reduccionismo para alimentar viejos fantasmas.

La firma de la paz en Colombia y las nuevas relaciones diplomáticas entre Cuba y EEUU son momentos históricos significativos, que forman parte de procesos políticos y geopolíticos cuya densidad solo podemos apreciar en la perspectiva del tiempo, pero que abren nuevos horizontes para la paz, la democracia y el desarrollo en América Latina.

 

3 pensamientos en “El (lento e interminable) fin de la Guerra Fría en América Latina”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s