La proyección marítima de Magallanes hacia los espacios australes y antárticos en el siglo XXI

Chile fue descubierto por el sur.

Esta es una afirmación que contiene una mitad de verdad y una mitad de imaginación.  El descubrimiento del Estrecho de Magallanes en 1520 por el navegante Hernando de Magallanes, a nombre de la corona española, puede ser interpretado como un acto de osadía aventurera de los navegantes españoles del siglo XVI para abrir camino a la geografía y al dominio hispano, pero también puede ser considerado como un acto oceanopolítico donde el imperio español toma posición de un espacio de conexión marítima entre los dos océanos mayores del planeta.

Pero, en 1520 Chile no existía.

Aún así, Magallanes comienza a instalarse en la conciencia geográfica, cartográfica  y marítima del mundo desde mediados del siglo XVI, y casi 500 años después los habitantes de la región más austral no terminan de tomar conciencia de la condición esencialmente marítima de Magallanes.

MAGALLANES PASADO.

El territorio de Magallanes fue poblado, colonizado y ocupado desde el mar.

Una larga historia de tres siglos de viajes, expediciones y tentativass científicas y de colonización, marcaron la prehistoria de la Patagonia austral, objeto de ambiciones y codicias imperiales y preocupación de las potencias europeas.  Inglaterra, Países Bajos, Francia, Prusia, Italia, España, Portugal buscaron, navegaron, exploraron e investigaron en la Patagonia hasta constituir una considerable reserva de conocimientos científicos, arqueológicos, históricos, geográficos y cartográficos.

En 1843 la expedición de la goleta de guerra Ancud fue una tarea de la Armada (Marina, en aquella época) y sus marinos y pilotos surcaron las aguas australes dirigidos por el capitán Juan Guillermos, construyendo el primer Fuerte Bulnes y creando la colonia de Punta Arenas en 1848 bajo el mando de José de los Santos Mardones.

Consulte aquí nuestra investigación sobre la expedición de la Goleta Ancud en 1843:

http://surhistoria.wordpress.com/2012/09/20/rumbo-al-sur-la-historica-expedicion-de-la-goleta-ancud-al-estrecho-de-magallanes-en-1843/

Los habitantes y pioneros que poblaron y conquistaron los espacios australes de Magallanes fueron gente de mar: chilotes provenientes de la Isla Grande y croatas provenientes de la isla de Brac en el Adriático.  Fue la condición marítima y portuaria de Punta Arenas, Puerto Natales y Puerto Porvenir lo que permitió que el desarrollo ganadero, industrial, bancario desde mediados del siglo XIX hicieran de Magallanes el gran emporio comercial y marítimo de toda la Patagonia.

Entre 1870 y 1920 Magallanes vivió una época floreciente que hemos bautizado como de una “economia ganadera de exportación” produciendo un efecto multiplicador de inversión, industrialización, rol activo del Estado, poblamiento y circulación migratoria a partir de la industria ganadera ovina integrada con los principales mercados europeos, gracias a una conexión marítima e interoceánica de grandes proyecciones desde el estrecho de Magallanes, y que solo se eclipsó con la apertura del canal de Panamá en 1917.

El desarrollo marítimo y portuario de Magallanes entre la segunda mitad del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX, incluyó los puertos de Punta Arenas, Natales, Puerto Bories, Puerto Consuelo, Puerto Porvenir, Puerto Sara, Cameron y otros puntos de conexión para una intensa circulación de mano de obra y carga.

Magallanes comenzó por el mar y el futuro de la región pasa por el mar.

MAGALLANES PRESENTE.

El mar de Magallanes es un espacio de oportunidades.

La proyección de Magallanes hacia los mares australes depende no solamente del impulso a la exploración marítima, a la investigación sobre losn recursos naturales, a la vigilancia de los pasos marítimos y a la capacidad de integración de las Marinas de Chile y Argentina en los espacios antárticos.

Depende también del desarrollo científico, educacional y tecnológico que pueda impulsar la Armada en conjunto con la Universidad de Magallanes, a través de la expansión de las carreras universitarias y técnicas relativas a la actividad marítima y portuaria.

La región de Magallanes tiene las capacidades para diseñar y poner en marcha su propia Política Regional Marítima y Portuaria, así como están dados los espacios académicos e institucionales para formular una Política Antártica de la región, coherente con el rol del INACH y la oportunidad de su descentralización y desconcentración.

El territorio marítimo y el borde costero de Magallanes debe ser una especial preocupación para definir una Política de Borde Costero y Cuidado del Medio Ambiente Marino y Submarino, de manera de cumplir con los estándares nacionales e internacionales de sustentabilidad ambiental.

Al momento que nos aproximamos al proceso de reestudio del Tratado Antártico, Magallanes tiene que avanzar hacia una Universidad Antártica y en definir una estrategia integral que defina el lugar y rol del Estado de Chile y de la región en los espacios antárticos.

MAGALLANES FUTURO.

Cuando se cumplan en 2020 los 500 años del descubrimiento del estrecho de Magallanes, quisieramos soñar e imaginar que los espacios australes y antárticos habrán alcanzado un nivel de desarrollo que fortalezca la identidad magallánica y patagónica, que asegure la presencia soberana de Chile en los mares y territorios del sur del mundo, que integre a Chile y Argentina en la Patagonia como espacio de integración y de desarrollo sustentable de alcance mundial.

Un pensamiento en “La proyección marítima de Magallanes hacia los espacios australes y antárticos en el siglo XXI”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s