PATAGONIA FUTURA

Cuando Chile se declaró independiente como Estado en 1818, heredó numerosas desigualdades y asimetrías.

La desigualdad social en una nación que fue forjándose bajo el dominio de una oligarquía terrateniente y comerciante durante el siglo XIX, la desigualdad política en que solo una minoría contaba con derechos cívicos reconocidos.   Una de las mayores herencias del período colonial español fue el centralismo ideológico, cultural, mental, jurídico, político y económico.

Chile nace desigual, pero la mayor de las desigualdades que estructura al Estado y la nación chilena en sus doscientos años de vida republicana es la desigualdad territorial, es decir, la asimetría estructural entre un centro político y decisorio que acumula recursos, facultades y población y un conjunto de territorios más o menos dependientes, más o menos alejados del centro, un conjunto de periferias todas las cuales forjaron una nación territorialmente inequitativa y políticamente centralizada y dieron forma a territorios…

Ver la entrada original 967 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s