Los megaproyectos del modelo neoliberal en el Chile del siglo xxi

En el curso de los recientes veinte  o treinta años, Chile ha estado sometido a una serie de proyectos de gran envergadura destinados a ampliar y fortalecer la actual matriz energética. 

En el caso de Chile, un país en vías de desarrollo y alejado de las grandes fuentes energéticas del planeta, fuertemente dependiente de la exportación de productos básicos, materias primas y recursos no manufacturados, la explotación de su matriz energética implica costos ambientales que acelerarán en el futuro la dependencia, la huella de carbono del país y los impactos depredadores sobre la naturaleza.

En Chile, la globalización y el modelo neoliberal de desarrollo que se impuso hace treinta años atrás, han traido la implantación de megaproyectos de desarrollo y de energías a escala de varias regiones y con capacidad de producir impactos ambientales, energéticos y naturales de considerable importancia.

Proyectos mineros de gran escala como PascuaLama (Tercera Región) e Isla Riesco (Magallanes) y proyectos energéticos como Hidroaysen (en Aysén y el resto de la zona centro sur de Chile), apuntan precisamente en direcciones aparentemente contradictorias: por un lado, estamos sacrificando la calidad ambiental del territorio y de sus recursos naturales, para, por otra parte, incrementar la dotación energética, a fin de aumentar la producción y la capacidad exportadora de la economia en el actual esquema globalizador.

En la práctica, los megaproyectos energéticos-productivos, son parte de un diseño político de la clase empresarial, de los grandes empresarios ligados al capital internacional, pero que resultan de una alianza estratégica entre la clase empresarial y la clase política gobernante.  Poder político y poder económico funcionan en una alianza estratégica para extender, consolidar, profundizar y proyectar el modelo neoliberal como unico modo de producción posible en el Chile del siglo xxi.

Y todas esas dimensiones del proceso productivo y energético (la secuencia en que intervienen la generación energética, la producción de recursos naturales y la exportación de materias primas a los mercados internacionales) son en sí mismos, mercados depredadores y consumidores de mano de obra barata y  procesos capitalistas profundamente desiguales y asimétricos que inducen y profundizan las desigualdades sociales y las disparidades territoriales.

Cuando el mercado sacrifica el medio ambiente, la naturaleza y el territorio se convierten en lucrativos negocios.

Manuel Luis Rodríguez U.

ALGUNAS REFERENCIAS DOCUMENTALES

http://www.elciudadano.cl/2011/05/10/isla-riesco-carboniferas-provocaran-muerte-de-huemules-condores-ballenas-y-pinguinos/

http://www.elciudadano.cl/2011/05/05/jornada-sobre-globalizacion-y-sus-impactos-en-el-medio-ambiente-en-iquique/

http://www.elciudadano.cl/2011/05/05/40-por-ciento-del-territorio-colombiano-pedido-en-concesion-para-megaproyectos-mineros/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s