El poder virtual como espacio geopolítico

Básicamente lo virtual y la realidad virtual se puede comprender a partir del concepto según el cual lo virtual es un sistema o interfaz informático que se encarga de generar entornos sintéticos que se suceden en tiempo real, es decir, en otros términos, la realidad virtual lo que propone es una representación gráfica y visible de determinadas cosas, situaciones, a través de medios electrónicos, como por ejemplo la computadora, los cuales darán lugar a una realidad perceptiva sin soporte objetivo y que solamente encontrará su razón de ser y entidad dentro del ordenador que la haya inventado o propuesto, por esto es que muchas se dice de ella que es una pseudo realidad alternativa.

Lo virtual representa a lo real, pero en las actuales condiciones del desarrollo tecnológico, lo virtual ha llegado a reemplazar a lo real, sustitución que sirve como supletivo de los fenómenos y procesos reales.  El surgimiento de la problemática virtual, de los espacios y ambientes virtuales, ha venido a cuestionar la existencia de la realidad y a redefinir su naturaleza.  Lo virtual es también real.

El poder virtual como espacio geopolítico es esencialmente asimétrico, desigual.

Servidores Internet en el planeta – Le Monde Diplomatique

¿Existe la realidad virtual?

Si bien la realidad virtual ha sido desarrollada y abordada desde diferentes ámbitos como ser las matemáticas, la física y la ingeniería espacial, ha sido la informática el área de conocimiento que más se ocupó y preocupó en generación y como herramienta para y del poder.

Entre lo más significativo que ha propuesto y generado la realidad virtual con toda su impronta se cuentan varias cuestiones, entre ellas, la nueva forma de relación espacio tiempo que, sin duda, ha logrado superar barreras espacio-temporales y creado alternativas de espacio y tiempo antes impensadas, la generación de entornos de interacción en los cuales no sea necesario el hecho de sí o sí estar compartiendo un espacio y un tiempo para interactuar y promoviendo por esto nuevos contextos de intercambio y de comunicación entre los seres humanos y la configuración de un entorno en el cual, tanto la información como la comunicación, sean accesibles desde perspectivas y posibilidades decididamente desconocidas y a priori imposibles de pensar.

Dentro de la realidad virtual tiene lugar el poder virtual, es decir, la expresión de una relación asimétrica entre dos o más actores del sistema, sobre la base de lenguajes y de códigos de referencia virtuales que se traspasan a la realidad económica, social, política y territorial.

Lo territorial ocurre en el espacio, lo virtual ocurre en el espacio-tiempo.

En la realidad virtual se encuentra totalmente eliminada la frontera que sí existe en el mundo perenne de realidad e irrealidad, la infinita gama de posibilidades que esta ha abierto ante nuestros ojos facilitó el establecimiento de un estatus de realidad que se encuentra sustentado en tres aspectos…por un lado la realidad virtual es una realidad que básicamente se puede compartir y experimentar con otras personas, está básicamente centrada y orientada en la interacción interpersonal, incluso aunque no se produzca en el mismo espacio tiempo.

Por otro lado, la realidad virtual se alimenta y se ve influida por lo que acontece en el mundo físico, real. Y por último, se dice que la realidad virtual se encuentra estrechamente vinculada con la producción artística, porque se trata de un espacio de creación con motivaciones estéticas.

Los espacios virtuales dan cabida a formas de poder (económico, tecnológico, cultural e ideológico) que se despliegan al mismo hacia y desde los espacios territoriales materialmente existente.  Al tiempo que el espacio territorial tiene solo tres dimensiones (altura, anchura y profundidad) en las que se manifiesta el poder, en el espacio virtual se manifiestan al mismo tiempo, las tres dimensiones euclidianas y el tiempo.

Manuel Luis Rodríguez U.

2 pensamientos en “El poder virtual como espacio geopolítico”

    1. Estamos en pleno siglo XXI y el despliegue de los espacios virtuales, en una forma multidimensional y abierta (a la manera cómo entiende el asunto Rheingold) constituyen las nuevas formas de poder y de control que ocurren en todos los territorios. El poder de la información (cómo producir, conservar, proteger y diseminar la información) se convierte en el contenido principal del poder político, social y económico. un cordial saludo desde el sur del sur del mundo, Magallanes en la Patagonia. Manuel Luis Rodríguez U.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s