La vía diplomática sometida a las provocaciones mediáticas

La detención de un grupo de militares bolivianos y funcionarios de Aduanas bolivianos dentro del territorio nacional de Chile, ha dado ocasión a una nueva -y acostumbrada- diatriba de parte del gobernante de turno boliviano, a través de su inadecuada “diplomacia tuitera”.

El escándalo que registran algunos medios de prensa bolivianos por estos hechos, excede a la realidad de los hechos que ocurrieron.

nortechile

En política realista y en diplomacia “los hechos son como las piedras: fríos y duros”.

Los funcionarios militares y aduaneros bolivianos fueron detenidos armados dentro del territorio nacional de Chile, intentando detener un camión con carga.  Las fuerzas fronterizas chilenas actuaron conforme a la legislación vigente en este país: ningún militar extranjero puede ingresar a territorio nacional de Chile sin una autorización expresa de la autoridad política y diplomática chilena competente.  Dichos funcionarios además, actuaban con el fin de detener a un vehículo dentro del territorio nacional de Chile y por lo tanto, se encontraban fuera de su jurisdicción territorial.

En consecuencia, los funcionarios bolivianos infiltrados ilegalmente en Chile fueron acusados por la eventual comisión de tres delitos (robo violento, porte ilegal de armas y contrabando) perpetrados al interior del territorio nacional de Chile.

Uno de los efectos inmediatos de la conducta provocativa del gobierno boliviano en este incidente es que en Colcha K, municipio de la provincia Nor Lípez del departamento de Potosí, las poblaciones fronterizas sienten esa tensión e incluso ha llegado a afectar su tradicionales relaciones comerciales.  Un alcalde de dicha localidad feonteriza boliviana dijo al periódico La Razón: “Quiero informar que, como pobladores de la frontera (con Chile) vivimos en una situación crítica y tensa, por ejemplo en la feria de Abaroa disminuyó la participación de la gente…”

Advirtiendo sobre el clima de provocación promovido por las autoridades bolivianas, el 24 de marzo recién pasado, cinco días después de la detención de los 9 bolivianos dentro del territorio chileno, las autoridades migratorias chilenas impidieron el supuesto trabajo periodístico de un equipo de prensa enviado a Iquique por la estatal Bolivia TV, precisamente porque eran parte de la maniobra de provocación comunicacional.

El nivel de la escalada de provocaciones se ha mantenido, ahora, con el anuncio inconsulto del canciller boliviano de una visita a Chile, para visitar a los funcionarios detenidos.  En diplomacia se acostumbra y es usual que las visitas de los Ministros de Relaciones Exteriores se anuncian e informan a la respectiva Cancillería del país a visitar. El Ministro de Defensa Nacional José Antonio Gómez sostuvo que el gobierno chileno no se encuentra enterado de dicha visita y que el gobierno que encabeza Evo Morales no ha informado a las autoridades chilenas del viaje del canciller Ferreira, cuya agenda además contemplaría visitar a los bolivianos detenidos en el penal de Alto Hospicio.

El juego de la provocación con publicidad, de la altisonante diplomacia de los hechos consumados y de la victimización, parece ser parte del estilo habitual de la conducta del actual gobierno de Bolivia.

La deriva desde el liberalismo al autoritarismo

Si hay un signo político y geopolítico de mayor envergadura que proviene desde el “mundo desarrollado” y especialmente desde Occidente hacia el resto del planeta, es una notoria deriva desde el liberalismo hacia la amenaza de la caida en los autoritarismos.

En un escenario global de dispersión y de incertidumbre, las fuerzas y tendencias profundas  que empujan hacia la fragmentación del sistema internacional, parecen ser más fuertes que aquellas que intentan mantener el statu quo.

carteancienne

Debe reconocerse que desde Alexis de Tocqueville, el liberalismo es un campo de ideas que se desarrolla y crece en todo el mundo, desde su epicentro occidental impulsado por las revoluciones americana de 1776 y francesa de 1789.  La historia de las ideas políticas registra que la oleada (política e ideológica) de signo liberal de fines del siglo XVIII y principios del siglo XIX, propagada tras las bayonetas de Napeoléon dió el puntapié inicial a las revoluciones de la independencia de América Latina y ocasionaron el derrumbe del imperio español.

El siglo XX fué el espacio de confrontación entre las ideas liberales y los ideales socialistas y evidentemente al final de la centuria el triunfo del proyecto liberal auguraba una nueva era de democracia, paz y libertades.

Pero, como se encarga de recordarlo la Historia, las promesas de la utopía siempre chocan con el muro de la realidad.

El triunfo del neoliberalismo en todo el mundo, tras la caida del muro de Berlín y el fin de los socialismos reales a fines del siglo XX, no garantizó para nadie la victoria de las democracias ni el exito de las ideas liberales, salvo en algunas naciones de América Latina y de Europa: en 1989-1990 mientras Occidente celebraba alborozado el derrumbe de la Unión Soviética, los tanques del Ejército chino aplastaban a las multitudes ciudadanas en la Plaza Tien An Men de Beijing.

Es tan difícil pasar desde un régimen dictatorial a un régimen democrático, como fácil es transitar desde la democracia al autoritarismo.

El ingreso brutal de los tanques estadounidenses en Irak y en Afganistán y la ocupación de EEUU de estas dos naciones asiáticas, hay que reconocerlo, no trajeron consigo ninguna promesa democrática y lamentablemente, varias décadas después, Irak y Afganistán continúan siendo países destrozados por la ocupación militar occidental y por el drama interminable de la guerra.

En la reciente década, las prácticas políticas autoritarias inspiradas en una suerte de nacionalismo populista se han extendido por el mundo, y parecen manifestarse como una corriente que crece: desde Estados Unidos hasta Rusia, desde Turquía (ese eterno candidato a la Unión Europea, que no cumple nunca con los requisitos democráticos), hasta Filipinas, Hungría y Polonia.

En la lista de los mayores fracasos del liberalismo y de la promesa democrática de los liberales de Occidente, hay que anotar en primer lugar a las vergonzantes dinastías  autoritarias petroleras del Medio Oriente, Arabia Saudita, Kuwait, Emiratos Arabes… todas ellas aliadas privilegiadas de las grandes corporaciones petroleras y de todos los gobiernos de EEUU.

Ello explica que el triunfo de Trump en EEUU es la victoria del ultranacionalismo populista y puede ser precursor de una arremetida de la extrema derecha en Europa.  EEUU con su nuevo gobierno ultraconservador parece haber perdido el rol que se había autoasignado de “garante de las libertades y de la democracia” y al mismo tiempo, ha ganado el poco digno papel de sepulturero de la misma globalización que había creado e impulsado a fines del siglo XX.

Bajo el impredecible gobierno de Trump bien vale traer a memoria aquel antiguo adagio de la época de los bárbaros al final del Imperio Romano: “quema lo que has adorado y adora lo que has quemado”.

El liberalismo pierde terreno -al igual que en los años treinta en Europa- cuando cunde la crisis económica, aumenta la inseguridad y la pobreza, se expanden los nacionalismos y los fanatismos tribales de ultraderecha y las ideologías anarquistas y de ultraizquierda.

La estrategia militar “asimétrica” de China: lógica y consecuencias – Zhiming Chen – Estudios Internacionales

RÉSUMÉ : La stratégie militaire de la Chine n’est pas « asymétrique », sa doctrine et sa stratégie militaires étant les mêmes que celles de ses principaux rivaux. La raison principale de cette fausse perception est la conception particulière qu’a la Chine de la puissance, qu’elle voit comme des « stratégies ».

vista-del-yangtze-16m-smithsonian-71

Se basant sur cette conception particulière, la Chine concentre ses ressources sur le développement de « capacités asymétriques ». Elle peut ainsi contrôler certains secteurs clés de l’opération militaire dans une « guerre locale dans des conditions d’informatisation », neutralisant la supériorité de ses rivaux par le recours à la dissuasion ou à la destruction des capacités de combat de l’adversaire. Cette asymétrie opérationnelle guide ses efforts de modernisation militaire.

Lea y consulte aquí el ensayo:

estrategia-militar-asimetrica-de-china

Mito y realidad del soft power de China – Michael Barr – Estudios Internacionales

RÉSUMÉ : Au cours des dernières années, la Chine a fait des efforts notables pour promouvoir son soft power. Ces efforts ont grandement attiré l’attention de l’Occident, et en particulier des États-Unis où analystes et décideurs politiques ont exprimé leur préoccupation au sujet de la montée de la Chine.

antiguo-mapamundi

Or, plusieurs confondent curieusement les formes de hard power et de soft power. Cet article explore la compréhension chinoise du soft power et quelques raisons possibles de la mauvaise interprétation faite par les analystes occidentaux. L’auteur conclut que la façon dont la communauté internationale conçoit la montée de la Chine et y répond pourrait devenir une source de la puissance et de l’influence chinoises, conduisant à une sorte de prophétie autoréalisatrice.

Lea y descargue este ensayo:

mthe-et-realice-soft-power-china-m-barr

¿Qué estudia la geopolítica? Notas para una introducción teórica y conceptual al estudio de la geopolítica contemporánea

¿Para qué sirve la Geopolítica?

¿Qué estudia la Geopolítica?

Existe una tal confusión y una tal diversidad de enfoques, de escuelas, de pre-conceptos y de prejuicios asociados a este concepto, que interrogarse sobre la función y el objeto de estudio de la Geopolítica, resulta fundamental para abrir paso a una utilización más adecuada de sus categorías de análisis.

En una primera aproximación, desde una perspectiva teórica, cabría afirmar que la Geopolítica tiene por objeto de estudio pensar el territorio, es decir, formular las interrogantes, analizar los desafíos, comprender las lógicas a través de las cuales la presencia humana se apropia y modifica el espacio donde se asienta y lo convierte en territorio.

planeta

En este ensayo se plantea que la problemática principal, la categoría de análisis articuladora de todo el análisis geopolítico reside en el poder en su relación con los espacios y territorios. Todas las demás categorías de análisis de la reflexión geopolítica encuentran su punto de conexión en la problemática del poder y en particular, en las formas cómo el poder se manifiesta y se despliega en territorios y espacios múltiples, diversos.

La disciplina geopolítica podría ser caracterizada como una reflexión sobre la relación realmente existente entre las diversas formas de poder y los diversos tipos de espacios- territorios.

El problema del espacio y del poder es un problema geopolítico desde el momento en que reconocemos que todo espacio humanamente determinado es objeto de alguna forma de poder que tiene lugar en él y a través de él, y de que el poder encuentra en los espacios y territorios –en los espacios territorializados- su ámbito principal de ejercicio, sus arenas donde se despliega.

Es a partir de este postulado básico que se propone construir el análisis y la reflexión geopolítica.

Las organizaciones humanas, pensadas y estructuradas como unidades políticas (es decir, como actores programáticos), al instalarse en un territorio, al construir territorio con su acción transformadora, está ejerciendo poder y está al mismo tiempo, configurando su propia “representación simbólica” del territorio construido, conquistado, planificado, ocupado, alcanzado, en términos de apropiación, de dominio, es decir, de poder.

Lea y descargue aquí el ensayo:

que-estudia-la-geopolitica-ensayo

Reflexión y análisis geopolítico desde el sur del sur del planeta

A %d blogueros les gusta esto: