Geopolítica XXI

una mirada geopolítica desde el sur del sur del planeta

Los intereses nacionales de Chile: notas para una definición geopolítica

PRÓLOGO

 Este ensayo aborda un análisis teórico de las relaciones internacionales de Chile, desde la perspectiva de la orientación realista de los intereses nacionales, en un contexto caracterizado por la globalización/mundialización de los intercambios, por la persistencia de la asimetría económica y política estructural en el orden global y por condiciones de incertidumbre estratégica.

La definición explícita de los intereses nacionales es un tópico extremadamente fluído y nebuloso en las relaciones internacionales de los Estados, pero su formulación puede permitir que el debate académico, politico, diplomático y geopolítico avance hacia mayores niveles de conciencia pública ciudadana.

 En un contexto global caracterizado – en los inicios del siglo xxi- por la incertidumbre estratégica, la mundialización de los intercambios, la asimetría del poder y la redistribución de las hegemonías, los intereses nacionales continúan ejerciendo un rol prescriptivo y explicativo fundamental en el despliegue de las políticas internacionales de los Estados y los gobiernos.

 Hemos adoptado un enfoque intelectual interdisciplinario en el que  la disciplina de la Ciencia Política, las Relaciones Internacionales y la Geopolítica, aportan e integran conceptos y categorías de análisis transversales y se sitúa en la perspectiva teórica de la escuela del realismo político.

Manuel Luis Rodríguez U.

 Punta Arenas - Magallanes, junio de 2010.-

 LOS INTERESES NACIONALES COMO TÓPICO DE LAS RELACIONES INTERNACIONALES

 El tópico de los intereses nacionales ocupa un lugar secundario en el análisis contemporáneo de las relaciones internacionales, en un contexto mundial que ha sido definido como de globalización/mundialización, de crisis del Estado nacional, de incertidumbre estratégica y de derribamiento de las fronteras y las soberanías nacionales.

 La experiencia de la política exterior de los Estados y de las relaciones internacionales, analizadas en su perspectiva histórica, y vistas desde el paradigma del realismo político, desmiente sin embargo, esta supuesta relativización de las soberanías nacionales y ese pretendido deterioro de los intereses nacionales en el contexto actual.

 Puede afirmarse que lo que ha sucedido como una tendencia profunda del desarrollo contemporáneo -a lo menos desde la segunda mitad del siglo xx- en relación con el ejercicio de los intereses nacionales –ese conjunto más o menos explícito de metas estables y objetivos permanentes que mueven  y motivan la política exterior de los Estados en la escena internacional- es que se han desplazado las arenas y los espacios geopolíticos y geo-económicos donde se manifiestan y entrecruzan esos intereses, al tiempo que se ha modificado y eventualmente se ha amplificado la escala geográfica en la que ocurre su instalación y repercusión.

 En la medida en que asistimos a la implosión del espacio político, diplomático y estratégico y a la transformación de las dinámicas y los ejes geopolíticos y geoeconómicos ([1]) en torno a los cuales giran los intereses  de los Estados y de los demás actores de la escena internacional, éstos deben re-situarse y re-definirse a la luz de los nuevos dilemas y nudos conflictivos que surgen. 

 INCERTIDUMBRE Y TRANSICIÓN ESTRATÉGICA: LAS TENDENCIAS PROFUNDAS EN EL ORDEN GLOBAL

 El cambio de mayor envergadura al que estamos haciendo frente en estos primeros decenios del siglo xxi, es de una lenta, gradual y dificultosa transición estratégica desde un esquema unipolar hacia un esquema multipolar.

 Por lo tanto, los intereses nacionales de los Estados-naciones tienen que manifestarse en un contexto en que la hegemonía global estratégica e imperial de los Estados Unidos que caracterizó al período de la unipolaridad, comienza a ser cuestionada y discutida por la emergencia de nuevas naciones y Estados al rango de potencias mundiales.  En el juego asimétrico de redistribución de las hegemonías, es necesario reconocerlo,   los intereses nacionales de las naciones emergentes (es decir, de aquellas que están intentando salir del subdesarrollo), deben articularse en función de ejes geopolíticos y geo-económicos que les permitan romper la cadena de la dependencia, mediante la articulación multilateral, la integración y la complementación de sus economías y sistemas productivos.

 Mientras ciertos Estados pivotes a escala regional o subregional ([2]), generan dinámicas sinérgicas económicas, tecnológicas, políticas y geopolíticas en torno suyo (como sucede con Brasil en el continente sudamericano), los Estados nacionales emergentes juegan al interior del esquema unipolar y de la redistribución de las hegemonías, ya sea intentando salir de la esfera de influencia de la potencia global dominante o manteniendo su funcionalidad con esa dominación. 

 

LOS INTERESES NACIONALES DE CHILE EN UN CONTEXTO GLOBALIZADO

 

 

Ciertamente el tópico de los intereses nacionales releva una serie de interrogantes que tienen implicancias políticas.    ¿Quién define dentro de un Estado nacional, los así llamados “intereses nacionales”?   ¿Los intereses nacionales son siempre los intereses de la Nación o se trata en realidad de los intereses que el Estado define por sí y ante sí?

 

La definición de los intereses nacionales implica una lectura interpretativa y prospectiva del presente y sobre todo del futuro del sistema internacional.

 

Podríamos sustentar la hipótesis que los intereses nacionales de Chile, se manifiestan en un conjunto de círculos concéntricos ([3]) de priorización de las metas de la política exterior del Estado.

 

Habría así un primer círculo concéntrico de proximidad geo-cultural, geopolítica y económica, en el que los intereses nacionales de Chile se entrecruzan con los intereses de un conjunto de Estados sudamericanos, en particular con los de Perú, Argentina y Bolivia, pero que abarca también a Ecuador  y Brasil, países cuya política exterior es relevante para el fluido juego de las relaciones exteriores de Chile en la escena latinoamericana.

 

Un segundo círculo concéntrico de las relaciones internacionales de Chile estaría constituido por el conjunto de Estados latinoamericanos con los cuales existen intereses comunes y compartidos en la perspectiva de fortalecimiento de la presencia internacional de América Latina en el orden global, tales como México, los Estados de América Central, Venezuela y Colombia, entre otros.

 

Un tercer círculo concéntrico incluiría las llamadas potencias mundiales y globales, con las que Chile tiene intereses económicos en un contexto mundial, como Estados Unidos, China, Japón, India y las naciones de la Unión Europea.

 

Pero, ¿cuales son los intereses nacionales de Chile en el presente y en el futuro previsible?

 

Desde una perspectiva geopolítica y geo-económica de largo plazo a nuestro juicio los intereses nacionales se definen en torno a los siguientes conceptos.

 

 

El océano Pacífico como espacio oceanopolítico de los intereses nacionales de Chile.

 

 

Chile tiene interés en el océano Pacífico y en particular en el Pacífico sur, como espacio geopolítico, oceanopolítico y geo-económico de presencia y de proyección que le asegura el acceso hacia y desde los mercados asiáticos y la conexión marítima y aérea con el hemisferio norte del planeta.  El Pacífico sur -entendido como ámbito presencial y  patrimonio ecológico territorial de Chile-  es uno de los espacios geopolíticos fundamentales donde se expresan los intereses nacionales de este país, en términos tales que aseguren la estabilidad, la libertad de circulación y de transporte, así como la preservación de sus recursos naturales y energéticos.

 

 

Los mares y territorios australes y antárticos como espacio de interés nacional de Chile.

 

 

Los intereses australes y antárticos de Chile no solo se refieren a su presencia y ejercicio soberano sobre estos territorios y mares, sino a la perspectiva de proyección que estos ofrecen hacia el Pacífico sur y hacia el Asia Pacífico.

 

Para Chile, la preservación de los vastos recursos naturales y energéticos y del agua, constituye un imperativo estratégico, en la medida en que es de su interés nacional mas prioritario ejercer el máximo dominio soberano posible sobre las reservas de agua dulce y los hielos milenarios allí situados.

 

En un contexto de globalización, de crisis y escasez creciente de los recursos energéticos y de crisis ambiental, el agua no es ni puede ser considerado como un recurso natural privado ni privatizable sino que, por el contrario, debe ser parte del patrimonio ecológico territorial del país y ser definido como un recurso de interés nacional.

 

 

El cono sur de América Latina como espacio territorial central e interés nacional prioritario de Chile.

 

 

La postura internacional de Chile, a lo largo de casi dos siglos de historia de sus relaciones internacionales, no puede desconocer el lugar que ocupa geopolíticamente en el Cono Sur de América Latina como vertiente continental en el sur-oeste de Sudamérica y abierta al océano Pacífico.

 

Esta condición vincula geográfica e históricamente a Chile con un entorno regional en que están presentes Perú, Bolivia y Argentina.

 El cono sur de América Latina es uno de los espacios geopolíticos y geoestratégicos esenciales para la estabilidad, la seguridad y los procesos de integración regional y subregional de Chile con sus vecinos.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Jervis, R.: Perception and Misperception in International Politics (Princeton, 1976).

 NOTAS Y REFERENCIAS 


[1]Los ejes geopolíticos y/o geo-económicos pueden definirse –para los efectos de este ensayo- como un dispositivo dentro del orden internacional,  en que un conjunto de Estados y otros actores internacionales actúan en función de un conjunto dinámico y más o menos común y compartido de intereses y objetivos.

[2]Chase, R., Hill, E., Kennedy, P.: Pivotal States and US Strategy. Foreign Affairs Vol. 75, Nr. 1, february 1996, pp. 33-51.

[3]Denominamos como círculos concéntricos, a una perspectiva geopolítica de análisis de las relaciones internacionales de un actor internacional históricamente determinado, que supone un dispositivo político, diplomático y estratégico dentro del cual se priorizan dichas relaciones y los objetivos nacionales.

About these ads

Autor: Manuel Luis Rodríguez U.

Sociólogo, Cientista Político, académico, comunicador.

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.810 seguidores