Geopolítica XXI

una mirada geopolítica desde el sur del sur del planeta

La Geopolítica como representación del territorio

Deja un comentario

La disciplina Geopolítica puede ser entendida y aplicada como una representación del territorio, es decir, como un constructo intelectual que interpreta cierto tipo de relaciones entre los grupos humanos y el espacio, a partir de un vínculo de poder y de apropiación.

De este modo, la Geopolítica era una representación tradicional, territorial y fuertemente estatista del sujeto político, diplomático y estratégico, representación que aspiraba a ser global, mundial, planetaria. 

 Las geopolíticas tradicionales, sobre todo aquellas que se formaron en la primera mitad del siglo xx a partir de la impronta de Ratzel y Kjellen (geopolíticas alemana,  estadounidense, francesa, británica,  italiana, rusa/soviética, china, japonesa…) abrigaban la pretensión de constituirse en una fórmula prescriptiva de la dominación de un Estado (el Estado propio) respecto de los demás Estados del sistema continental o mundial.  Se trataba de una geopolítica de la dominación y para la dominación.

Como se sabe la Geopolítica surge a fines del siglo xix, en un momento histórico y un contexto en que se expanden los imperios coloniales (francés, portugues, holandés, británico) y en que se instala definitivamente la hegemonía del sistema capitalista en todo el mundo.

Como sistema conceptual y teórico de representación/interpretación que surge desde una determinada sociedad y su contexto histórico-geográfico, la Geopolítica no podría ser considerada ni verdadera ni falsa, ni objetiva ni subjetiva: la Geopolítica es una herramienta conceptual de decisión para la acción, es un instrumento teórico y operacional para el proceso de toma de decisiones a escala del Estado, de las empresas o corporaciones, de los actores sociales.

En los hechos y procesos geopolíticos, la disciplina lee e interpreta los sucesos que ocurren en el marco de un territorio o espacio y establece asociaciones y relaciones causales de quienes son los actores que allí intervienen.  Desde este punto de vista, la reflexión geopolítica puede conducir al riesgo de simplificar y esquematizar los acontecimientos, forzando la complejidad inherente a los procesos humanos.

Toda reflexión geopolitica, como toda representación geográfica y cartográfica, contiene en sí misma una visión del poder y una interpretación del mundo centrada en la realidad de la propia nación, del propio Estado.

En la segunda mitad del siglo XX, la geopolítica se deshace lentamente de sus raíces darwinistas y racistas germánicas, y se abre a otros horizontes de exploración.  Deja de ser determinista y se convierte gradualmente en probabilista: el medio geográfico no se impone decisivamente sobre la acción humana, sino que ésta conserva también un amplio campo de posibilidades y escenarios.  El ser humano moderno puede transformar el medio geográfico, puede modificar el territorio, para ponerlo al servicio de sus intereses, de sus proyectos y de su visión del desarrollo.

Manuel Luis Rodríguez U.

About these ads

Autor: Manuel Luis Rodríguez U.

Sociólogo, Cientista Político, académico, comunicador.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.567 seguidores